miércoles, 7 de mayo de 2008

El Tren de los Momentos

Imparable, sencillamente imparable!! Jeje.
Luego del tour a fines de diciembre pasado por las playas de Acapulco, en esta ocasión tuve la oportunidad de ausentarme nuevamente de este espacio para visitar ahora el otro lado de la república... las playas de Tampico. Rápidamente les comentaré, para los que no conocen por aquellos rumbos, que es un lugar muy bonito y lejos completamente de los comentarios que muchas veces se hacen respecto a su deficiente limpieza por ser un área netamente petrolera. Nada de eso. Todo muy bien, la playa limpia (mucho más que la de Acapulco) y la arena realmente finita. Tal vez lo único que haría falta es explotar más el turismo como actividad, ya que cuentan con las condiciones y el potencial para hacer muchas cosas, sin embargo parecen los pobladores y gobierno tamaulipeco más preocupados por la industria petrolera... que es importante, sin duda, pero habría que tomar en cuenta ambas.
Como recomendación para el día que acudan, si es que lo hacen desde Hidalgo o el DF tomen la ruta por Poza Rica!! De ida así lo hicimos (con mis padres). De regreso e intentando hacer más amplio el tour, pasamos por Huejutla y la carretera desde allá es terrible y exageradamente curveada!!
Bien, ya habiendo hecho un mini-relato, les cuento el tema que el día de hoy me ocupará. Desde el título, clara alusión al nombre de la gira de Alejandro Sanz, se podrán dar idea.

Hace una semana y media tuve la oportunidad de conversar amplio y tendido con un tío (primo de mi papá) que vino a Pachuca. El es del DF, egresado de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM. Es de los tipos que te caen bien... me agrada poder conversar con el. Aunque como todo filósofo, de pronto tiene ciertas ideas muy profundas y subjetivas, por lo regular es un tipo bastante centrado y dispuesto a comentar sus experiencias y opiniones... más que como consejos (creo que contadas personas pueden atreverse a dar un "consejo"), más bien son comentarios. Experiencias, insisto.

Mencionabamos lo relativo a las cuestiones sentimentales. Las ideas fueron surgiendo intempestivamente y de manera amplia y abundante, pero lo que más me interesa platicarles es su firme opinión respecto a la conveniencia de vivir en el aspecto sentimental como prefieras, pero a la vez dándote la oportunidad precisamente de eso: de VIVIR.

Coincidíamos en que ambos tenemos amigos que desde muy jóvenes formaron una familia. Muchos, tal vez exageradamente, no han logrado éxito en sus relaciones. Cierto, no es una regla, pero en la actualidad una unión a muy temprana edad tiene altas... altísimas probabilidades de fracaso a corto o ya cuando mucho a mediano plazo.

Me decía también que estoy cerca de llegar a la edad (27 a 33 aprox) en la que surge una "crisis existencial"... "¿y si se me está yendo el tren?"... "¿no será ya tiempo de casarme? La mayoría de mis amigos y conocidos lo han hecho"... "mis hijos me van a decir "abuelo" sino!!"... y una serie de ideas que no hacen más que confundirte, pero son parte de esta etapa.

Influye mucho obviamente lo que cada uno pretende para su propia vida, sin embargo hay gente cercana a el mencionado tío, de su generación y grupo de amigos (personas de poco más de 35 años), los cuales en su momento y al no estar seguros de hacerlo, no "cayeron en la tentación" de involucrarse en una relación incierta y habiendo pasado la etapa de "crisis", ahora están más seguros que nunca de lo que planean y lo que quieren, y en cambio a su vez menos desesperados que nunca por hallar a su alma gemela... más bien simplemente se encuentran abiertos a posibilidades.
Como he comentado, nada de lo anteriormente expuesto y opinado es regla. Sencillamente tal vez lo que a ellos les ha funcionado, a cualquier otra persona podría haberle creado un vacío y sentimiento de soledad inmenso. Depende mucho de lo que pretendes para tí y tu vida. De tu forma de ser, de tus proyectos, de tus sentimientos e incluso hasta de las circunstancias.

Sin embargo y no cerrándome a ninguna de las posibilidades presentes, pasadas o futuras... tal vez lo que él comenta no esté tan alejado de lo que a un servidor le gustaría para su propia vida.

¿Y tú qué opinas? ¿Crees que estás tomando a tiempo el Tren de los Momentos?
Saludos!!

2 comentarios:

Fadan90 dijo...

Se te esta yendo el tren Doc!!!

No te creas, esa decision dificil no deberia tener un limite de edad, y muchos equivicadamente piensan que ya estan en edad de matrimonio y ese es un factor que toman en cuenta para tomar esa decision, erroneamente. Ya vez a mi, me tomo ocho años en decidirme a dar "el gran paso" :P

oso dijo...

Hola Jorge Orlando:
Vi un comentario de Diana Santiago, por favor dile: que sí aún hay lugar en el vagón de su existencia, me encantaría subir a él.
La conocí en el Hospital 1º de Octubre.
rauljortegac@gmail.com