jueves, 8 de noviembre de 2007

Sacrificar sueños y aspiraciones


En una relación las decisiones, los aciertos, los errores y los acuerdos son de dos. Cuando se busca el bienestar de uno solo, casi de forma irremediable esa relación está tirada a la basura.


Si bien resulta completamente cierto que SIEMPRE una de las dos partes da más... mucho más, también es para considerar que de dar y dar uno se cansa y llega al hartazgo.

El problema es fuerte. ¿Cómo decirte que quiero estar contigo pero no estoy dispuesto a sacrificar lo que quiero, mis ideales y sueños para estar juntos? ¿Cómo no reclamártelo después, el día que yo te pida algo parecido y tu no estés dispuesta a otorgarlo?


Aquello de que el amor todo lo cree, todo lo espera y todo lo perdona, es bueno... muy bueno... en teoría, pero sinceramente es casi impracticable a menos que seas extremadamente paciente, tolerante y bueno... casi un santo. Las cosas en la realidad no son así y si viene cierto que cada quien habla según como le va en la feria, muchas ocasiones una persona es capaz de dejar absolutamente todo de la forma más estúpida e irresponsable con tal de no perder a su "ser querido".


Creo que solos nacimos, y si bien una de las necesidades fundamentales es de cariño, amor y comprensión por parte de una pareja, también es necesario pensar de forma un poco egoísta y saber que otra de las necesidades es la de realización personal. No creo que una pareja pueda ser feliz viendo como uno de sus integrantes renunció a las cosas que quería con tal de estar junto a la otra persona. Sencillamente, creo que es ir contra los valores y naturaleza propias!!


Yo puedo estar dispuesto a ofrecer en una relación mi disposición para que las cosas marchen de forma positiva, incluso a sacrificar parte de mis gustos y planes, pero no mis sueños y aspiraciones porque en ese momento se mueren ellas y con ellas me muero yo. Claro que es muy importante estar con la persona adecuada en el momento adecuado y saber "perder una batalla y no la guerra", pero de ahí a convertirse en un robot que vivirá y acatará los deseos de otra persona, para nada.


Hay que buscar un equilibrio en el que ninguna de las 2 partes esté obteniendo una ventaja tan enorme a costa de la otra. Cuando así pasa y no hay modo de mediar, creo que es preferible no continuar a esclavizarse. Es más fácil suturar un corazón con una pequeña herida que reconstruir a uno hecho trizas.


Para tí, que seguramente no estarás leyendo esto. Lo siento... en esta ocasión prefiero no seguir prolongando la agonía de una relación con pocos daños, pero muy importantes. Gracias por todo.

2 comentarios:

rockbertoqc dijo...

No había visto tu blog, Gopher... tiene cosas bastante interesantes, te felicito por este gran trabajo.

harbanita =P dijo...

Holitas!!

siempre q actualizas te leo!

pero no dejo comentario jeje =P

Sabes lo q me pasa y aun no se q hacer! mil gracias x los consejirris!

me gusta mucho lo q escribes! cuidate!